Cafeteras Dolce Gusto

Algunas de las cafeteras de cápsulas tienen en común que se centran en preparar solo café. Ya sea solo o con leche pero siempre teniéndolo como protagonista. Algo que con la cafetera Dolce Gusto, la opción será un tanto más amplia. Puesto que con ella sí tendremos la opción de preparar cafés, chocolates, bebidas frías e infusiones al mismo tiempo.

Tras todo ello está Nescafé, que se ha encargado de ofrecernos una amplia variedad en las cápsulas y en sus sabores. Ya no tendrás excusa para poder disfrutar de tu bebida favorita, tan solo apretando un botón y en cuestión de pocos segundos. No te pierdas la mejor selección de este tipo de cafeteras.

Las mejores cafeteras Dolce Gusto

Dolce Gusto Jovia

Una cafetera compacta y con un diseño muy original ovalado. Sin duda, ya su apariencia nos conquista, pero más lo hace el saber que estamos ante una máquina realmente económica, con 15 bar y el sistema Thermablock, con el que se calienta de una manera más rápida. Además su depósito de agua es extraíble y con  una capacidad de 0,8 litros y 1500 vatios de potencia.

Dolce Gusto Mini Me

Un nuevo diseño pero que cuenta también con 15 bares, como la anterior. Con sistema de multi-bebida así como un depósito de agua de 0,8 litros donde podrás elegir entre bebidas frías o calientes. Muy sencilla de usar, eligiendo el tipo de bebida y como no, con un precio bastante ajustado.

Dolce Gusto Lumio KP

Otra cafetera de cápsulas, con la que no tendrás que pagar de más para poder disfrutar de sus creaciones. En este caso, su capacidad sube a un litro. Tiene bandeja de goteo que se extrae, así como ahorro de energía y hasta 1600 W de potencia, lo que hace que hablemos de una máquina perfecta para realizar diferentes bebidas, sin tener que pagar más por ellas.

Dolce Gusto Piccolo

Con 15 bares de presión se presenta esta cafetera Dolce Gusto. Además, promete resultados casi profesionales en cada taza. Puedes ir regulando tanto el tamaño de la bebida como la temperatura. Su uso es muy intuitivo, ya que consiste en colocar la cápsula, le das a una palanca manual y ya tendrás tu bebida en cuestión de segundos. A pesar de su diseño compacto, sí cuenta con una bandeja que podrás regular en función de la bebida. Puedes disfrutar de más de 30 creaciones diferentes. Su capacidad es de 0,6 litros y una potencia de 1500 vatios.

Dolce Gusto Circolo

Si además de un perfecto café también quieres un diseño original, entonces necesitas una opción como esta. Se trata de una cafetera en forma circular, con el hueco en el centro para crear el café. Es un modelo automático de 1500 W de potencia y una capacidad de 1,3 litros. La bandeja es extraíble así como el depósito del agua. En cuanto a su calidad es cierto que se combina el acero inoxidable con el plástico.

Dolce Gusto Oblo

Este modelo es similar a Circolo, aunque con un diseño no tan futurista, más sobrio. Sus 15 bares de presión, por supuesto el sustema Thermoblock, y un precio realmente atractivo la convierten en una opción muy a tener en cuenta. Al igual que las otras máquinas cuenta con opciones básicas como desconexión automática y depósito de agua extraíble de 0.8 litros.

Criterios para elegir una cafetera Dolce Gusto

Dolce Gusto vs Nespresso

A pesar de ser rivales en el mercado, lo cierto es que muchos no saben que ambas pertenecen a la compañía Nestlé. Por tanto son hermanas y no competencia directa. Lo que ha conseguido Nestlé es ofrecer dos productos diferentes destinados a personas diferentes para así abarcar más. Es decir, una estrategia comercial muy diferente y orientada al gran público.

Las cafeteras Nespresso se orientan a un perfil de consumidor algo más alto y exigente en cuanto a la calidad del café. Es decir, es la vertiente más elitista, por decirlo de algún modo.

En cambio, las cafeteras Dolce Gusto suelen tener una orientación más familiar, algo más asequible. Permiten hacer chocolates, Nesquik, té, y otras bebidas frías y calientes, no solo café. Especialmente, para el público joven.

Capacidad

Siempre es algo a tener en cuenta. Es cierto que este tipo de cafeteras está más bien destinado para un par de personas o para gente que no toma demasiados cafés al día. Aún así, no debemos quedarnos cortos en cuanto a capacidad. Recuerda que si eres muy cafetero, igual no te compensa un modelo de este tipo, por el gasto que llega a suponer el comprar las cápsulas.

Las cápsulas

Ya que las acabamos de mencionar, aquí las tenemos. Sin duda, la mejor opción siempre es optar por las cápsulas propias, como en este caso de Dolce Gusto. Pero es cierto que se nos irá un gasto importante en ellas. Pero aquí podemos encontrarlas a mejor precio sin son de marca blanca. ¿Cuál puede ser el problema? el sabor del café. Pero como para los gustos, colores, no está de más el probar.

Su versatilidad

Es cierto que algunos modelos más básicos se centran un poco más en el café, pero en la gran mayoría podemos hacer creaciones muy variadas. Tanto infusiones como las bebidas con leche con otras opciones que también podemos descubrir con máquinas como esta.

Rapidez

Fíjate siempre en todas aquellas que son rápidas y que se calientan en cuestión de segundos. Porque es toda una ventaja a la hora de hacer un café. Por eso, se recomienda las que tardan un margen de 25 segundos, aproximadamente.

Comparativa de modelos Dolce Gusto

Comparativa cafeteras Dolce Gusto

Cómo descalcificar una cafetera Dolce Gusto

Las cafeteras de cápsulas no necesitan demasiado mantenimiento, tan solo recargar el depósito de agua cuando se agota, y de vez en cuando descalcificar la cafetera, especialmente si usas agua más dura. Siempre recomendamos usar agua de mineralización débil, no solo por esto, sino porque la calidad de las bebidas que prepares será superior al no restar sabores. El proceso de descalcificación que deberías hacer consta de estos sencillos pasos:

  1. Tienes que asegurarte primero que no hay ninguna cápsula metida.
  2. Luego debes llenar el depósito de agua al máximo de su capacidad.
  3. El siguiente paso es agregar el líquido o pastilla específico para descalcificar cafeteras que has comprado. Hay varias marcas de este producto, lee primero las recomendaciones en cada caso. Pero por lo general es solo agregar la dosis que se te indica dentro del depósito de agua.
  4. Una vez el depósito tiene el agua y la pastilla, lo colocas en la cafetera.
  5. Pon una botella de plástico vacía o un recipiente grande en la salida de agua de tu cafetera para que no se derrame durante el proceso.
  6. Pon la cafetera en marcha para que vaya expulsando agua como si hicieras café, pero sin cápsula. Eso limpiará todos los conductos por dentro.
  7. Una vez termine de consumir el depósito, debes volver a enjuagar el depósito de agua muy bien para eliminar los restos de producto. Luego lo llenas de agua limpia sin producto, y vuelve a activar la cafetera para que tire el agua y se limpien también los restos de producto descalcificador de dentro de los conductos.
  8. Ahora ya estará lista para hacer café.

¿Cuándo debo descalcificar mi cafetera?

No hay una fórmula mágica para saberlo, va a depender principalmente de dos factores:

  • Frecuencia de uso: no es lo mismo que uses la cafetera algunas veces a la semana, que si la usas a diario varias veces. Si la usas eventualmente a la semana o una sola vez al día, aguantará más que si haces café u otra bebida 4 o 5 veces el mismo día.
  • Dureza del agua: esto dependerá de si usas agua del grifo o usas agua mineral. Si usas mineral, no solo obtienes un mejor resultado, sino que evitarás que se tenga que descalcificar tanto. En cambio, los que optan por usar el agua del grifo, deberían saber si viven en una zona con un agua blanda o dura. La dureza del agua depende de la cantidad de minerales como el calcio o las sales que contiene, es decir, del residuo sólido. Cuando tienen mucho calcio, atoran los tubos y necesitan más descalcificaciones.

Hay que tener en cuenta que muchos modelos ya nos avisan cuando toca hacer la limpieza. Si no es el caso se debe recurrir al manual del fabricante aunque todos suelen coincidir más o menos con la misma regla:

  • 1 café al día + agua blanda o mineral: tienes que hacer el proceso a los 2 años de funcionamiento.
  • 1 café al día + agua dura: debes hacerlo una vez al año.
  • 2 cafés al día + agua blanda: debes hacerlo cada año.
  • 2 cafés al día + agua dura: debes hacerlo cada 6 meses.

¿Puedo evitar hacer la descalcificación?

Una opción que ya he comentado en varias ocasiones para eliminar la necesidad de este tipo de mantenimiento es hacer uso de agua destilada. Pero cuidado, no me refiero al agua destilada que venden para las planchas, etc. No, esa no, ya que suele estar tratada con perfumes que serían tóxicos para el consumo o no es apta para su consumo por cómo se ha tratado.

Pero sí que existen en el mercado unas destiladoras de agua domésticas con las que se pueden hacer 5 litros de agua destilada en un momento. Las destiladoras son duraderas, y sencillas de usar. Simplemente llenas su tanque con 5 litros de agua del grifo, luego la pones en marcha. Lo que hará es calentar el agua hasta su punto de ebullición. El vapor será capturado por un conducto de enfriamiento como el de los alambiques y se precipitará de forma líquida en una botella.

El resultado será que todo el residuo sólido del agua se queda en el depósito primario y el agua resultante será totalmente pura para que puedas llenar el depósito de la cafetera con ella y evitar que los conductos se obstruyan. La verdad es que la cantidad de residuo que deja en el fondo del primer depósito tras terminar el proceso es realmente grande y alarmante que te da una idea de la dureza del agua del grifo…

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro.
¿Cuánto te quieres gastar en tu nueva cafetera?

100€

*Desliza para variar el precio.